Los mods regulados son aquellos que poseen una tarjeta controladora que permite configurar el modo de vapeo y realizar los ajustes según tu preferencia. Además, generalmente integran todas las medidas de seguridad necesarias para que vapear no sea una preocupación, sino sólo una grata experiencia.